viernes, 4 de agosto de 2017

EL GOCE DE LA AMBIGUEDAD

Breve reflexión sobre "El desplazamiento de la voluntad", de Nicolás Pontón. Gran Premio Salón Nacional de Arte Contemporáneo. UNT. 2017.

El artista ha montado aquí un dispositivo que se sostiene en una paradoja. Si la verdad es desocultamiento, develamiento, es decir, un proceso a través del cual el ser de las cosas se nos revela en su desnudez y si, como quería Heidegger, el arte es uno de los procedimientos privilegiados para desocultar o develar el ser de las cosas, como lo hace Van Gogh en su célebre cuadro Zapatos de campesino, entonces El desplazamiento de la voluntad desoculta a través del ocultamiento.
¿Qué oculta?
La obra oculta, detrás de un velo traslúcido, una cosa u objeto del cuál no podemos decir con precisión qué es o cuál es su sentido. El objeto se deja entrever, se insinúa, pero no se deja atrapar nunca en su desnudez.
¿Entonces qué es la que devela esta obra?
El desplazamiento de la voluntad desoculta su propia ambigüedad constitutiva, la incertidumbre que la atraviesa, la imposibilidad de definirla o establecer un sentido último, de desgarrar su velo sin destruir al mismo tiempo la obra y, por lo tanto, también, el goce de su contemplación. Esta obra nos impide percibir el objeto con claridad y deleitarnos con su sensorialidad, nos propone en cambio entregarnos al goce de la ambigüedad y los sentidos evanescentes.

No hay comentarios: